Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
Lunes, 22 de septiembre de 2014 Edición: Castellano
 
El plan de la ANC para conseguir la independencia: dejar de pagar a Hacienda

La entidad presidida por Carme Forcadell presenta una campaña de "desobediencia" fiscal para presionar al Gobierno. La ANC confía en que ciudadanos, empresas e instituciones de Cataluña dejen de pagar sus impuestos a Hacienda y los ingresen en la agencia tributaria de la Generalidad. También recogerán firmas para reclamar la celebración del referéndum secesionista, o que se declare unilateralmente la independencia en caso de que no pueda hacerse; internacionalizarán sus planes rupturistas; y harán campaña en las zonas de Cataluña donde el discurso independentista tiene menos éxito.

Redacción
Viernes, 10 de enero de 2014 - 21:47
Uno de los intervinientes en el acto de este viernes
Uno de los intervinientes en el acto de este viernes / FOTO: ACN

Dejar de pagar impuestos al Gobierno mediante una operación de "desobediencia" fiscal. Esta es la principal de las cinco campañas que ha presentado este viernes la Assemblea Nacional Catalana (ANC) para conseguir la independencia de Cataluña.

En un acto celebrado en la Facultad de Economía de la Universidad de Barcelona (UB), la entidad presidida por Carme Forcadell ha defendido esta estrategia como "respuesta a las acciones antidemocráticas que pueda realizar el Estado español en Cataluña", en referencia a la probable suspensión del referéndum secesionista que promueve el presidente de la Generalidad, Artur Mas, para el próximo 9 de noviembre.

Con esta campaña ("De la desobediencia a la soberanía") la ANC pretende, dejando de pagar impuestos a Hacienda para ingresarlos en las arcas de la Generalidad, iniciar una "desconexión progresiva con el Estado".

Las otras acciones que desarrollarán a lo largo de los próximos meses son la recogida de firmas por toda Cataluña para reclamar la celebración de la consulta independentista ("Firma un voto por la independencia"); la internacionalización del proyecto secesionista ("De Cataluña al mundo"); la búsqueda de nuevos adeptos a la causa separatista explicándoles que esta es "positiva, posible, viable y necesaria", especialmente en las áreas metropolitanas de Barcelona y Tarragona ("Un solo pueblo"); y la colaboración con todo tipo de entidades sociales para difundir su discurso independentista ("El país que queremos").

"Revuelta pacífica" pero "contundente"

"Somos la generación que puede hacer posible aquello que puede parecer imposible", ha asegurado Forcadell, quien ha insistido en que este será "un año decisivo para la historia de Cataluña".

Sin embargo, ha advertido de que "todos tenemos la responsabilidad histórica de conseguir la independencia", y de que "si no lo conseguimos, no hemos de pedir responsabilidades a nadie, ni al Gobierno [autonómico], ni al Parlamento [autonómico], ni al Gobierno español". "Si no lo conseguimos, la responsabilidad será solo nuestra", ha sentenciado.

La ANC propone que, en caso de que no pueda hacerse el referéndum secesionista, el Parlamento autonómico declare unilateralmente la independencia, y asegura que tiene la logística suficiente como para llevar a cabo las acciones anunciadas en los próximos meses, y salir a la calle cuanto haga falta.

Unas medidas que han calificado de "revuelta pacífica" pero "contundente". Y un proyecto, el de la ruptura con el resto de España, que han asegurado que es "inclusivo" y que no fractura a la sociedad catalana.

10 comentarios
¿Quieres hacer un comentario?
Títol de la imatge
Vídeos destacados
Santander Advance informa
Lo más leído
Biblioteca Crónica Global te presenta
1979/2006 Historia de la resistencia al nacionalismo en Cataluña
Antonio Robles
Por 25